Los restos del prolífico cineasta chileno Raúl Ruiz, fallecido el pasado día 19 en París, fueron sepultados hoy en Santiago, tras recibir el homenaje de diversas personalidades del cine y el teatro y un millar de asistentes que asistieron a su sepelio.

Antes de que su féretro fuera trasladado al Cementerio Parque del Recuerdo, donde la ceremonia se realizó sólo junto a sus familiares y amigos más cercanos, el creador cinematográfico fue despedido con una misa solemne en la iglesia de la Divina Providencia.

Al templo situado en el ayuntamiento de Providencia, donde Ruiz tuvo su residencia por 50 años, llegaron cientos de personas, entre ellos el actor y ministro de Cultura, Luciano Cruz Coke, el presidente del Senado Guido Girardi, los directores de cine Miguel Littin y Silvio Caiozzi y el escritor Antonio Skármeta, entre muchos otros.

La cantante lírica chilena Verónica Villarroel interpretó la "Canción de la Luna", de la ópera Rusalka de Dvorak, con la que se dio inicio a la misa que además contó con la participación de la Orquesta Clásica bajo la dirección de Santiago Meza, acompañada por los coros de la Camerata Vocal, de la Universidad de Chile y del Teatro Municipal de Santiago.

Los músicos ofrecieron el bello "Réquiem" de Mozart y el Andante para Cuerdas de Adolfo Leng, compositor chileno que Raúl Ruiz incluyó en su película "Días de campo".

La viuda del director, la también cineasta Valeria Sarmiento, no dio lectura al discurso que tenía previsto entregar y se le vio visiblemente afectada en la ceremonia.

Tras la misa oficiada por el sacerdote Enrique Moreno, quien fue amigo de infancia y compañero de colegio del desaparecido cineasta, el cortejo con los restos de Raúl Ruiz, autor de "Tres Tristes Tigres", "Palomita Blanca" y "El tiempo recobrado", entre muchas obras cinematográficas, recibió el tradicional homenaje de las floristas de la Pérgola de San Francisco.

Más tarde en la entrada del camposanto, Ruiz fue despedido por el doctor en Literatura de la Universidad de Oxford, Andrés Claro; el poeta Waldo Rojas y el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke.

Ruiz falleció a los 70 años, tras realizar más de un centenar de películas de ficción, documentales y seriales de televisión, que lo convierten en uno de los cineastas chilenos más prolíficos y destacados a nivel internacional.

El creador cinematográfico, candidato en cinco oportunidades a la Palma de Oro del Festival de Cine de Cannes, fue despedido el pasado martes en la Iglesia Saint-Paul, en París, en una ceremonia a la que asistieron autoridades, artistas, familiares y amigos, entre ellos, la actriz francesa Catherine Deneuve.

Al momento de morir, el cineasta chileno que estaba afectado por un cáncer al hígado desde el año 2009, trabajaba en dos proyectos: "La noche de enfrente", que se estrenaría este año y que según sus amigos está terminado, y "As linhas de Torres", anunciada para el 2012.

En Chile, con motivo de su funeral, la Cineteca Nacional del Centro Cultural Palacio La Moneda ofreció durante la jornada de hoy, que tiene carácter de Duelo Nacional, un programa especial de tres películas, para todo público con entrada liberada.