La actriz estadounidense Sarah Jessica Parker descarta por el momento meterse en la piel de Carrie Bradshaw de nuevo para una tercera entrega en la gran pantalla de la conocida serie de televisión "Sex and the City".

"Ahora mismo no está en la lista de cosas que tengo por hacer", indicó la conocida actriz en una entrevista con Efe en la Gran Manzana, donde hoy promociona su trabajo más reciente para el cine, la película "I don't know how she does it", que se estrenará el próximo mes en las salas de Estados Unidos.

Parker, quien siempre será Carrie Bradshaw para el gran público, aseguró que, pese a los insistentes rumores de una tercera entrega cinematográfica de la trama que inició la popular serie, el proyecto de "Sex and the City 3" no se encuentra "en el futuro cercano" de su carrera.

"Quién sabe si más adelante aparece. Hay que ver qué ocurre, pero no estoy segura", añadió la célebre actriz e icono de la moda, que reconoció que las historias en Nueva York de Carrie y sus amigas Samantha (Kim Cattrall), Miranda (Cynthia Nixon) y Charlotte (Kristin Davis) sí merecen una tercera parte en la gran pantalla.

"Yo no sé cómo sería la historia, porque yo sólo interpreto, pero sí creo que hay alguien que tiene una historia más que contar", explicó misteriosa Parker, quien opta sin embargo por hacer oídos sordos a los rumores sobre una tercera entrega.

En 2010 la segunda entrega cinematográfica de esta saga tuvo un estreno más bien flojo, al cosechar 31 millones de dólares en sus primeros tres días en cartel, poco más de la mitad de lo que logró con su debut en las salas de cine en 2008 la primera parte.

Antes de llegar al cine, "Sex and the City" nació como una exitosa serie de televisión que, desde 1998 hasta 2004, contó con seis temporadas en el canal por cable HBO y popularizó en todo el mundo las aventuras y desventuras amorosas de un grupo de amigas en Nueva York.

Los responsables de la HBO confirmaron este mismo agosto que trabajan en la precuela de la franquicia, un proyecto basado en la novela "The Carrie Diaries", de Candice Bushnell, y que estaría diseñado para la televisión y versaría acerca de los años de instituto de Carrie Bradshaw.

Sarah Jessica Parker no estaría involucrada en ese proyecto y por el momento está centrada en la promoción de su última película, "I don't know how she does it", una comedia romántica en la que comparte cartel con el exagente 007 Pierce Brosnan.

En el filme, Parker interpreta a Kate Reddy, una madre de dos hijos que lucha a diario por mantener un alto nivel tanto en su faceta como madre y esposa, como en su vida profesional, donde es una exitosa gestora de fondos de inversión para sorpresa de sus compañeros de trabajo.

Todo parece bajo control hasta que su trabajo la obliga a estar todo el día dedicada a él y viajando sin cesar desde Boston, donde reside con su marido y dos hijos, hasta el distrito financiero de Manhattan, donde se encontrará con alguna tentación.

La cinta, en la que también participan Greg Kinnear ("Little Miss Sunshine") y Christina Hendricks ("Mad men"), relata en tono de humor las vicisitudes que atraviesa su personaje como madre y empleada modelo para combinar una vida profesional llena de posibilidades y una familiar que corre el riesgo de hundirse.

La película se estrena en las salas estadounidenses el próximo 16 de septiembre.