Rahul Gandhi, el líder del principal partido en el Congreso de la India, elogió el viernes a un activista que se encuentra en huelga de hambre por representar la lucha contra la corrupción pero dijo que su esfuerzo para obligar al Parlamento a adoptar la reforma que propone sienta un peligroso precedente.

Las declaraciones de Gandhi fueron las primeras sobre la crisis desde que Anna Hazare comenzó su huelga de hambre hace 10 días. El político es visto por muchos como el futuro primer ministro de la India.

Hazare pidió al Parlamento aprobar una severa ley que crea la figura de supervisor del gobierno para acabar con la corrupción.

Gandhi dijo que el tema era más complejo y propuso un amplio rango de reformas que incluyen financiamiento del gobierno en elecciones y transparencia en los contratos de gobierno.

También calificó el ayuno de Hazare como "un peligroso precedente para una democracia".