Los presbiterianos en México rompieron sus vínculos con la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos debido a sus diferencias en torno a la homosexualidad.

La Iglesia Nacional Presbiteriana de México, de teología conservadora, aprobó suspender sus actividades con su similar de Estados Unidos.

Los presbiterianos estadounidenses aprobaron en mayo eliminar los obstáculos que impedían la ordenación de personas homosexuales.

Las iglesias comparten 139 años de historia y una red de ministerios de servicio social que abarca la frontera méxico-estadounidense.

Los dirigentes presbiterianos en Estados Unidos expresaron el miércoles tristeza por la decisión y confianza en encontrar una vía para que puedan continuar su asistencia a los necesitados en México y a lo largo de la frontera.

El voto de la iglesia mexicana fue anunciado en momentos en que un grupo de presbiterianos estadounidenses de teología conservadora se reunía en Minnesota para debatir si rompía con la denominación, la cual tiene sede en Lousville.