Michel Platini dijo que quiere reconsiderar un reglamento de la UEFA que provocó que el técnico de Arsenal, Arsene Wenger, fuera suspendido por dos partidos de la Liga de Campeones.

El presidente del organismo rector del fútbol europeo indicó que "no me encanta este reglamento" que prohibe que los técnicos que fueron suspendidos y están en las gradas se comuniquen con sus asistentes en la banca.

Platini indicó que la regla debe ser discutida con Wenger y otros entrenadores la próxima semana en una reunión de dos días en la sede de la UEFA.

"Quizás la regla no es buena, ya veremos", comentó Platini.

La UEFA suspendió a Wenger por dos encuentros cuando envió mensajes a sus asistentes durante un partido contra Udinese por la fase preliminar de la Champions. El timonel francés apeló el castigo.