El ex jefe de policía de la pequeña ciudad fronteriza de Columbus, Nuevo México, se declaró culpable de cargos federales en una investigación de contrabando de armas.

Los fiscales informaron que Angelo Vega, de 40 años de edad, apareció el jueves ante un magistrado federal en Las Cruces en una audiencia para cambio de declaración. Vega es parte de un grupo de funcionarios acusados de ayudar a contrabandear cientos de armas a México.

El ex alcalde de la ciudad, un antiguo fiduciario y cerca de una decena de personas ya se han declarado culpables en el caso.

Los fiscales dijeron que Vega enfrenta una posible pena de cinco años de prisión tras declararse culpable de delito grave de complot. La fecha de la sentencia no se ha establecido.

Columbus se encuentra al norte de Palomas, México, que ha sido testigo de la creciente violencia en la guerra que enfrenta a los carteles de drogas entre ellos y contra el ejército y la policía mexicanos.