Sin siquiera calentar para su primera eliminatoria, Usain Bolt respira tranquilo.

Inmerso en su momento más endeble, Bolt se ha encontrado con un camino despejado de los rivales capaces de frustrar un tercer triplete dorado consecutivo en las grandes citas del atletismo.

El relámpago de Jamaica se estrenará el sábado en la primera jornada del Mundial de Daegu al tomar parte de las eliminatorias de los 100 metros.

Será su primer paso para repetir la gesta de ganar los 100 y 200 metros y el relevo 4x100, con la que hizo vibrar al mundo en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y el Mundial de Berlín al año siguiente.

Con un impresionante paisaje montañoso en el horizonte del Estadio de Daegu, una anónima ciudad de Corea del Sur, afronta su nuevo desafío con todo a su favor.

Los cuatro oponentes que habían conseguido las mejores marcas en los 100 desistieron competir, sobresaliendo los lesionados Tyson Gay y Asafa Powell.

Bolt se plantea cimentar su empresa de convertirse en una "leyenda" en la velocidad pura. Arrasar con el oro en Corea del Sur y luego en la olimpiada de Londres el año próximo implica en definitiva ratificar su nombre en el Olimpo del atletismo.

"Todo el mundo tiene objetivos. Mi meta es convertirme en una leyenda", afirmó Bolt, quien ha descrito el 2011 como un año de recuperación tras padecer una dolencia en la espalda en 2010. "En eso estoy".

Palabras más, palabras menos, Bolt podría ganar la final del domingo al trote.

Los nombres que ahora aparecen como sus principales adversarios son los de los estadounidenses Justin Gatlin y Walter Dix y el trinitario Richard Thompson, quien a punta de descartes se presenta como el más rápido del año con su marca de 9.86 segundos, una centésima por encima de Bolt.

¿Justin Gatlin? Sí, es el mismo campeón olímpico de Atenas de 2004 que ahora trata de volver tras el ostracismo de una suspensión de cuatro años por dopaje. Sin embargo, Gatlin sufrió quemaduras en los pies hace dos semanas al entrar con calcetines mojados a una cámara de crioterapia.

"No creo que Gatlin y Dix le están quitando sueño a los jamaicanos", dijo Ato Boldon, el retirado velocista que ahora es comentarista.

El efecto de la falta de rivales de talla es que su récord mundial de 9.58 debe mantenerse intacto, al manifestar con franqueza que batir plusmarcas es algo que no considera vital en esta ocasión.

"Lo que quiero es revalidar mis títulos. Creo que la gente se acuerda más de eso que los récords. Aquí estoy para ganar", afirmó Bolt.

Aunque quizás no regale récords, Bolt promete dar espectáculo con su desenfadada personalidad: "me gusta divertirme en la pista y que la gente goce conmigo".

El Mundial repartirá sus dos primeras medallas el sábado con los 10.000 metros femeninos y el maratón.

Luego de ganar los 5.000 en Berlín hace dos años, Vivian Cheruiyot se ha propuesto buscar un doblete en las carreras de fondo. Pese a que recién este año empezó a tomarse en serio los 10.000, la keniana ya asoma entre las favoritas junto a su compatriota y campeona vigente Linet Masai y la etíope Meseret Defar.

China buscará repetir la victoria en el maratón femenino, en el que Zhou Chunxiu y Zhu Xiaolin tratarán de tomar la posta de Bai Xue, la ganadora en Berlín. La otra candidata es la keniana Edna Kiplagat, tercera en el maratón de Londres en abril.

También se pondrán en marcha las eliminatorias de los 800 (hombres) y los 100 y 400 (mujeres), así como las etapas clasificatorias en el salto con pértiga y el lanzamiento del martillo (hombres) y el salto de longitud y el lanzamiento del disco (mujeres).

___

Eric Núñez está en Twitter en http://twitter.com/EricNunezAP

Los periodistas de Deportes de AP en Español están en http://twitter.com/AP_Deportes