El Gobierno mexicano condenó hoy "en los términos más enérgicos" el atentado cometido contra la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Abuya, Nigeria, que ha causado la muerte a 18 personas, y reiteró su repudio a todas las formas de violencia.

"México reitera su repudio a todas las formas de violencia, así como de todo acto terrorista", dijo en un comunicado enviado por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

"Expresa, además, su más sentido pésame y ofrece sus condolencias y solidaridad a la ONU, a los familiares de las víctimas y al pueblo y Gobierno de Nigeria por este crimen atroz", añadió.

México reconoció, asimismo, el compromiso de los funcionarios de Naciones Unidas "que dedican su vida a contribuir a la paz internacional y al desarrollo de los pueblos".

Según la embajadora de Nigeria ante la ONU, U.Joy Ogwu, el atentado fue obra aparentemente de un suicida, aunque alertó que especular sobre la autoría del ataque podría ser "muy peligroso" en estos momentos.

Ogwu indicó que todavía ninguna organización terrorista ha reivindicado el atentado, aunque expertos recordaron que el grupo radical islámico Boko Haram, que pretende instaurar la sharia (ley islámica) en Nigeria, ha perpetrado varios ataques en los últimos meses.