La prensa italiana, que hasta hace unos días se refería a Luis Enrique como el "Harry Potter" asturiano que traería la magia del fútbol al "calcio", culpa ahora al técnico de la eliminación del Roma en la ronda de clasificación para la Liga Europa, tras empatar ayer con el modesto Slovan Bratislava.

"Luis Enrique hunde al Roma" o "Roma, euroadiós: Luis Enrique cuestionado" son algunos de los titulares que se pueden leer hoy en los principales diarios deportivos italianos, que creen que la decisión de sustituir al capitán Francesco Totti por el delantero Stefano Okaka a falta de 16 minutos para el final precipitó la caída del club "giallorosso".

"El técnico quita a Totti y tira a la basura la clasificación (del Roma para la Liga Europa). Una decisión incomprensible que ya pesa sobre el Roma y que dificultará el crecimiento del equipo", apunta el rotativo romano "Corriere dello Sport", uno de los más críticos con la actitud del técnico español.

"La Gazzetta dello Sport", por su parte, considera este cambio "un sinsentido" y "un ataque de ego masculino (de Luis Enrique) que agrava las diferencias" entre el entrenador y el capitán del Roma.

En la misma línea, el diario generalista "Corriere della Sera" asegura que, desde la salida del terreno de juego de Totti, "el Roma dejó de jugar y no fue una casualidad que tras unos minuto llegase el gol que le valió la clasificación" al conjunto eslovaco.

Durante el encuentro, los aficionados del Estadio Olímpico también dejaron claro su descontento ante la decisión del ex barcelonista, al que pitaron insistentemente después de que retirase del terreno de juego al capitán italiano.

Los supuestos problemas entre Totti y Luis Enrique se remontan al partido de ida contra el equipo eslovaco, en el que el técnico decidió dejar fuera del equipo titular al delantero italiano, símbolo del club y gran ídolo de la afición "romanista".

La decisión del asturiano motivó un supuesto enfado del capitán, según apuntaron con insistencia los medios italianos en los últimos días y que tomó fuerza el pasado domingo cuando Totti acudió al entrenamiento con una camiseta en la que se podía leer "Basta", lo que fue interpretado por la prensa como un reflejo de su malestar.

"Corriere dello Sport" recupera este mensaje en su portada de hoy, en la que se puede leer en letras muy grandes "Luis Enrique, basta", acompañado de frases como "El Roma eliminado, perjudicado por el técnico", una opinión que comparten algunos columnistas de otros diarios, que advierten de que "la guerra con Totti parece un conflicto religioso y solo puede hacer mal al Roma".

Todos los diarios recogen también la reacción de Luis Enrique ante las críticas al final del partido: "Entiendo perfectamente el interés que genera en todos la figura de Totti, pero insisto en que seré siempre yo quien elija el once titular y las sustituciones. No me voy a dejar condicionar por ninguno".

"Hay motivos para que decidiese sustituirle, pero no pienso hacerlos públicos", sentenció ayer el técnico asturiano, en declaraciones recogidas hoy por "La Repubblica".

Al malestar de la afición "giallorossa" por la eliminación en la Liga Europa y los problemas internos del equipo, se suma la victoria de su gran rival, el Lazio, contra el club macedonio Rabotnicki Skopje (3-1), que permite a los de Edoardo Reja seguir vivos en la competición europea.