El documental español "Ibiza Occident", que retrata la vida nocturna de la isla meca de la música electrónica y las discotecas, tuvo hoy su estreno mundial en el Festival de Películas del Mundo de Montreal.

La cinta, del austríaco Gunter Schwaiger, muestra cómo la isla española se ha convertido en el paraíso de los que buscan en la noche una vía de escape y su cuota de felicidad temporal.

"Yo quería explicar el complejo mundo que hay detrás de lo que mucha gente ve como un sitio famoso lleno de gente frívola. Esa enorme maquinaria funciona porque hay personas muy inteligentes que ha sabido crearla, mantenerla y renovarla", explicó a Efe el director, que reside en España desde hace 20 años.

En "Ibiza Occident" la música electrónica y el desenfreno de la noche ibicenca se funden con los testimonios de quienes crearon los templos de la evasión, discotecas que llevan a millones de personas a la isla y que incluso marcan las fechas de su temporada turística.

Grabar un documental en estos "clubs" es "casi imposible", según Schwaiger, porque en la isla "están hartos de que se retrate Ibiza como un sitio donde la gente va a beber y a drogarse".

"Yo conseguí grabar porque sabían que iba a hacer algo honesto, no sensacionalista. Las drogas no son un tema de la película, aunque se las menciona en algún momento. Yo quería contar el fenómeno de Ibiza, por qué es diferente, y desde luego que no lo es por las drogas, porque drogas hay en todas partes", explicó el creador.

En su cinta aborda también los contrastes entre la tranquilidad de algunos parajes idílicos de la isla y el ritmo que ésta toma al caer la noche, dos caras donde reside para muchos el encanto de Ibiza.

"Uno puede pensar que los locales reciben con hostilidad esta llegada masiva de gente, pero lo cierto es que conviven perfectamente con ello, porque la isla siempre ha sido un lugar de placer vacacional, muy abierto y, sobre todo, muy tolerante", señaló el austríaco.

"Ibiza Occidente" se estrenará en España en el Festival de Sevilla y llegará a los cines inmediatamente después, a finales de noviembre.

Schwaiger también tiene confirmados los estrenos en Alemania y Austria y espera que el Festival de Montreal le abra las puertas para poder llegar a las pantallas de Canadá y Estados Unidos.

"Tengo la esperanza de poder mover muy bien esta película por el mundo. Ibiza es conocida internacionalmente por su escena electrónica y además esta cinta refleja también cómo es la sociedad occidental", apuntó.

Para el creador, una sociedad que necesita tanto escaparse y evadirse debería preguntarse si esa búsqueda de la felicidad temporal e inmediata no refleja que "vivimos en una carrera constante detrás del dinero y del trabajo que nos deja insatisfechos".