El presidente de Corea del Norte Kim Jong Il visitó fábricas en el noreste de China el viernes durante el viaje de regreso a su país tras sostener negociaciones en Rusia sobre la reanudación de las negociaciones sobre al programa nuclear norcoreano, informaron medios de prensa surcoreanos.

La agencia de noticias surcoreana Yonhap informó que Kim hizo una escala en la ciudad de Qiqihar, en la provincia de Heilongjiang, luego de cruzar la frontera desde Rusia la noche anterior y antes de abordar su tren acorazado. Los viajes de Kim a China siempre han estado envueltos de secretos, por lo que Yonhap indicó que no tenía más detalles al respecto.

China es el principal aliado diplomático de Corea del Norte y una de sus principales fuentes de ayuda económica y alimenticia.

Kim, quien teme viajar en avión, acordó en Rusia imponer una moratoria a las pruebas nucleares y a la producción de armamento de destrucción masiva y regresará a la mesa internacional de negociaciones sobre el programa nuclear de Pyongyang sin exigir concesiones.

Al enfrentar fuertes sanciones internacionales y problemas económicos, Corea del Norte fue presionada para que reanuda las negociaciones hexapartitas en las que participan ambas Coreas, China, Estados Unidos, Japón y Rusia.

La vocera del Departamento de Estado estadounidense, Victoria Nuland, indicó que la presunta oferta formulada por Kim era "un primer paso bienvenido", pero no sería suficiente para reiniciar las estancadas negociaciones encaminadas a terminar con las ambiciones nucleares de Corea de Norte.