Sus canciones están en todas las listas de popularidad, pero la cantante Ke$ha no se considera una artista competitiva en la escena del pop porque su locura la distingue de otras cantantes.

"No lo veo como algo competitivo, porque lo que hago es muy animal", dijo la cantante a un reducido grupo de medios en su camerino minutos antes de su participación en el MTV World Stage México 2011 el jueves por la noche.

"Realmente no me comparo con alguien con quien estoy en la radio, porque hago lo mío. (En el escenario) me vuelvo loca. Creo que eso es algo que he puesto sobre la mesa, veo lo que hacen otras chicas en la escena del pop y no creo que eso sea lo que estoy buscando".

Y vaya que lo demostró: en su presentación devoró hombres y bebió su "sangre", y bañó de cerveza a los asistentes cercanos al escenario al escupir un chorro de la bebida.

El recital, organizado por la cadena televisiva, llegará a nivel internacional a través de los diferentes señales que el canal tiene alrededor del mundo.

Ke$ha, que por primera vez se presentó en Latinoamérica, ofreció el mismo espectáculo de su gira mundial "Sleazy World Tour".

La intérprete de éxitos como "Blow" y "We R Who We R" recientemente grabó el tema "What baby wants" al lado del legendario roquero Alice Cooper, al que llamo "un dios".

"Lo conocí en los Grammys y nos enamoramos porque comenzamos a hablar de extraterrestres y estamos muy emocionados de hacer un tema juntos, porque me dijo que veía que yo era totalmente rock", apuntó la intérprete de 24 años.

La también compositora señaló que Cooper le dio absoluta libertad creativa, porque "no fue como si me dijera lo que tenía que decir".

Aunque le divierte escribir para otros cantantes como Britney Spears y Miley Cyrus, señaló que "siempre escribiré para mí misma porque es mi terapia".

Precisamente, las experiencias que ha vivido desde que debutó en 2010 con su disco "Animal", quedarán plasmadas en su próximo álbum, que "va a tener más toques de rock n roll"

"He estado escribiendo durante los dos últimos años acerca de mis experiencias. Va a ser muy diferente que 'Animal', porque mi vida es muy distinta, pero aún así va a ser un disco muy divertido", dijo con actitud relajada.

Ke$ha se colocó en el ruedo musical por su combinación de rap con pop que plasmó en el tema "Tik Tok", cuyo éxito fue tal que fue retomado por el elenco de la exitosa teleserie "Glee" en su segunda temporada.

Llamo la atención también al incorporar un signo de dólar a su nombre, idea que, indicó, "Comenzó como un chiste, porque no tenía ni un quinto".

"Puse el signo de dólar en mi nombre, porque es un símbolo poderoso, ahora que la gente ve el símbolo no tiene que pensar en dinero, tiene que pensar en destellos, lujo", apuntó la cantante quien lucía un leotardo revestido de brillantes y medias desgarradas.

Reconocida por su imagen desaliñada, la cantante explicó su obsesión por el brillo, al que hace referencia en sus canciones y videos.

"Si yo fuera un pedazo de algo, sería un trozo de brillantina, porque se adhiere a ti, destella, te hace sentir bien (...) permanece por días, algunas veces semanas; la encuentras en tus bolsillos, en tu ropa interior y eso te recuerda de los momentos felices y estoy aquí para hacer a la gente feliz.