Fenerbahce anunció que le solicitó a la federación turca de fútbol que lo envíe a la segunda división debido al escándalo de arreglo de partidos en el país.

La decisión del viernes se produjo dos días después que la federación retiró a Fenerbahce de la Liga de Campeones, a pesar que le permitió seguir jugando este mes en la liga turca.

La federación indicó en ese momento que no podía actuar contra el equipo debido a la confidencialidad que rodea la pesquisa sobre el supuesto amaño de 19 partidos la temporada pasada.

El vicepresidente de Fenerbahce, Ali Koc, dijo el viernes que el campeón del fútbol turco está dispuesto a jugar en la segunda división a modo de protesta.

"Si no estamos en la Liga de Campeones, ¿por qué estamos en la súper liga? Y si estamos en la súper liga, ¿por qué no estamos en la Liga de Campeones?", cuestionó el técnico Aykut Kocaman.