Dos de los tres colombianos detenidos en Santiago de Chile durante las protestas que enmarcaron un paro nacional de dos días convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) serán expulsados del país, dijeron hoy fuentes judiciales.

El tercero es un menor de edad que, junto a su familia, tiene el estatus de refugiado y quedará sometido a algunas medidas cautelares, explicó a los periodistas el fiscal Esteban Vásquez, tras la audiencia de imputación formal de los extranjeros, en un juzgado de garantía de la capital chilena.

Según la policía, los hermanos Eduardo y Steven Grueso Aguigo, de 18 y 20 años, respectivamente, y el menor D.I.G., de 15 años, fueron detenidos el jueves en la céntrica Alameda Bernardo O'Higgins, de Santiago, cuando lanzaban piedras y bolitas de acero a la Policía.

Ello, durante los disturbios que siguieron a las multitudinarias marchas con que decenas de miles de personas se unieron a la convocatoria de la CUT.

El paro fue convocado por la CUT y otras 80 organizaciones, bajo una plataforma de demandas que van desde reformas a la Constitución hasta un aumento de impuestos a las empresas, un fondo de pensiones estatal, más recursos para salud y educación y una nueva nacionalización del cobre, entre otros.

"Existen pruebas de que estos extranjeros agredían con balines a los carabineros que estaban en la Alameda", afirmó hoy el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, al ser preguntado sobre la situación.

Tras la audiencia de imputación, el fiscal Esteban Vásquez confirmó que se tramitará la expulsión de los hermanos, mientras el menor tendrá la prohibición de acudir a cualquier manifestación pública durante un mes.

Los disturbios enmarcados en el paro de la CUT dejaron un adolescente muerto, 153 carabineros y 53 civiles heridos y 1.394 detenidos, según el balance oficial del Gobierno.