Autoridades federales de Estados Unidos acusaron el jueves a 13 personas de operar una importante red de tráfico de cocaína utilizando las islas del mar Caribe.

El fiscal de Miami Wifredo Ferrer informó que su oficina está lanzando una iniciativa para detener cualquier aumento en el tráfico de drogas en el Caribe. Agregó que la presión de las autoridades podría orillar a los traficantes que utilizan la frontera entre México y Estados Unidos hacia las viejas rutas marítimas.

Los acusados fueron arrestados en las Islas Vírgenes Británicas, Nueva York, Miami y Ecuador. Están acusados de conspirar para trasladar por aire cientos de kilos (libras) de cocaína desde Venezuela para luego arrojar la carga en las aguas de las Islas Vírgenes Británicas, donde personas a bordo de lanchas rápidas esperarían para recogerlas.

Las drogas tenían como destino final Estados Unidos. Las acusaciones implican posible cadenas perpetuas.