Un cachalote de 15 metros (50 pies de largo) murió en una playa en la que varó en una localidad turística costera del norte de España, dijo el viernes un investigador marino.

A pesar de su tamaño, el ejemplar era todavía joven, afirmó Enrique Franco, vicepresidente de la Sociedad para el Estudio y la Conservación de la Fauna Marina en el golfo de Vizcaya.

Según Franco, los restos del cetáceo serán remolcados al mar y llevados al puerto vecino de Orio donde quedará sepultado cuatro años en la arena. Después de este periodo, el esqueleto será recuperado y utilizado para fines científicos y de enseñanza, agregó.

Franco dijo que la ballena fue descubierta el viernes en la mañana en la playa y estaba viva cuando varó en la arena.