Los tres principales imputados por el asesinato de dos turistas francesas participaron el viernes de la primera reconstrucción del crimen cometido en un paraje turístico de la provincia norteña de Salta.

Gustavo Lasi, Santos Clemente Vera y Daniel Octavio Vilte fueron trasladados con esposas y chalecos antibalas desde la alcaldía judicial hasta la Quebrada de San Lorenzo, en las afueras de la capital provincial, donde el pasado 29 de julio fueron hallados los cuerpos de las francesas Cassandre Bouvier, de 23 años, y Moumni Houria, de 20.

La reconstrucción del crimen, que estuvo a cargo del juez investigador Martín Pérez, duró tres horas y durante la misma hubo contradicciones entre los acusados, según el relato de testigos del procedimiento judicial.

Lasi, quien días atrás admitió haber violado a Moumni Houria pero se desligó de sus muertes, insistió que fueron Vilte y Vera los que ejecutaron a las francesas con un arma calibre 22, después de atacarlas sexualmente. No pudo precisar cuál de ellos disparó.

Estos dos últimos negaron la acusación y le dijeron a Lasi "de qué estás hablando, dejá de mentir", según coincidieron en diálogo con periodistas abogados de los imputados y funcionarios judiciales que estuvieron en el lugar que pidieron reserva de identidad para no entorpecer la investigación.

En tanto que el fiscal Eduardo Barrionuevo declaró tras la reconstrucción que "la causa está bien encaminada" y se mostró optimista con su pronta resolución.

Los restos de semen extraídos del cuerpo de Moumni Houria pertenecen a Lasi, según los resultados de los estudios de ADN que se realizaron en Buenos Aires.

Por la causa también están detenidos otras tres personas, entre ellas María Fernanda Cañizares, novia de Lasi y quien tenía en su poder el teléfono móvil y la cámara de fotos digitales pertenecientes a las turistas.

El juez Pérez todavía no resolvió la situación procesal de los detenidos.