Un ataque aéreo mató el jueves a ocho presuntos miembros de al-Qaida, entre ellos un líder de grupo, en el sur de Yemen, dijeron funcionarios militares y de salud.

El gobierno yemení ha emprendido una campaña militar para expulsar a los combatientes islámicos que tomaron varios pueblos sureños hace dos meses. La incursión de rebeldes ocurrió mientras el gobierno trataba de suprimir un levantamiento popular que surgió para exigir la salida del añejo presidente.

Los funcionarios dijeron que el ataque del jueves fue contra el grupo Ansar al-Sharia, el cual se presume tiene vínculos con al-Qaida en Yemen. Un funcionario identificó a uno de los rebeldes muertos como el líder del grupo denominado Abu Jaber al-Sanaai.

Los oficiales hablaron bajo la condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar con la prensa.