Una recuperación de tres días en la Bolsa de Valores de Nueva York terminó el jueves de la misma manera en que empezó, con un viraje pronunciado y repentino.

Las acciones empezaron al alza la mañana del jueves, pero comenzaron a bajar a los 20 minutos. Los índices de Estados Unidos y Europa se hundieron después de que el principal índice bursátil de Alemania, el DAX, repentinamente cayó 4%. Los comisionistas pasaron apuros para explicar la caída.

El promedio industrial Dow Jones perdió 170,89 unidades (1,5 para ubicarse en 11.149,82. Había estado hasta 85 puntos arriba poco después de la apertura del mercado.

Bank of America Corp. subió un 9% gracias a la noticia de que Warren Buffett invertirá 5.000 millones de dólares en la atribulada institución bancaria. Bank of America había perdido la mitad de su valor este año a medida que los inversionistas empezaron a preocuparse por su necesidad de obtener capital y sus pasivos crecientes relacionados con hipotecas de alto riesgo tipo "subprime".

Otros bancos también subieron después de que el multimillonario inversionista dio su respaldo a Bank of America. Morgan Stanley avanzó un 2,7% y Citigroup Inc. 4,8%. Bank of America y American Express Co. fueron las únicas empresas que subieron en el Dow.

Las operaciones de esta semana han estado marcadas por una serie de cambios repentinos. Robert Stein, un administrador de capital responsable por 1.200 millones de dólares en Astor Asset Management, dijo que las dudas acerca de la economía han sembrado incertidumbre en los inversionistas y hecho más volátil el mercado. Las ganancias alcanzadas un día pueden desaparecer al siguiente, o incluso en la misma jornada.

"No estamos viendo nada suficientemente pesimista como para pensar en otra recesión, pero nada suficientemente optimista como para sugerir que la recuperación se va a revitalizar", dijo Stein.

La mañana del jueves, el gobierno estadounidense reportó un incremento en el número de solicitudes de subsidio por desempleo la semana pasada. El Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes sumaron 417.000, el número más alto en cinco semanas. La cifra fue inflada por una huelga en Verizon, que terminó a principios de esta semana.

El Standard & Poor's 500 cayó 18,33 unidades (1,6 para quedar en 1.159,27 y el tecnológico Nasdaq retrocedió 48,06 unidades (1,9%) para cerrar en 2.419,63.

El S&P 500, la referencia para la mayoría de los administradores de fondos, ha ganado un 3% esta semana, pero todavía está abajo 105 para el mes. La caída del jueves rompió un repunte de tres días en los que el Dow ganó 503 puntos.

Más de tres acciones cayeron por cada una que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de operaciones fue superior al promedio con 5.000 millones de acciones.

En otros mercados internacionales, el DAX alemán llegó a caer 250 puntos en cuestión de minutos antes de recuperarse parcialmente. Cerró con un descenso del 1,7% para ubicarse en 5.584,14. El FTSE 100 británico perdió 1,4%, para terminar la jornada en 5.131,10, mientras el CAC-40 francés retrocedió 0,7%, a 3.119,00.

Más temprano, en Asia, el Nikkei japonés ascendió 1,5%, a 8.772,36.