Auxiliado por sus compañeros del equipo Liquigas, Peter Sagan ganó el jueves la sexta etapa de la Vuelta de España, y el francés Sylvain Chavanel retuvo por tercer día consecutivo la casaca roja de líder en la clasificación general.

Sagan fue uno de los cuatro ciclistas de Liquigas que traspusieron en tándem la meta, lo que permitió al eslovaco pasar por adentro para superar sobre la línea a Pablo Lastras, de Movistar, que quedó segundo.

Sagan ganó la etapa de 193 kilómetros en 4 horas, 38 minutos y 22 segundos, y los tres puestos siguientes detrás de Lastras fueron para pedalistas de Liquigas, incluso el campeón vigente Vincenzo Nibali, quien quedó a 16 segundos del puntero en cuarto lugar.

En la general, Chavanel, que llegó décimo a 17 segundos del puntero, aventaja al español Daniel Moreno por 15 segundos con un tiempo de 22:41:13.

"Esta victoria vale doble porque no solamente logramos la victoria sino también ayudamos a Vincent (Nibali) a ganar segundos valiosos en las posiciones generales", comentó Sagan. "Lo primero que pensé hacia el final era estimular a Nibali a que acortara la diferencia con Lastras y darle la oportunidad de cruzar la meta solo. Pero cuando el español saltó yo aceleré porque no quería que el equipo se perdiera la oportunidad de ganar".

Chavanel, primero en las posiciones generales, dijo que "los muchachos de Liquigas realmente la hicieron bien en el descenso y yo perdí unos pocos segundos. Pero en general fue un buen día".

"Mañana, si no hay sorpresas, yo debería mantener la casaca en una llegada favorable a los velocistas", agregó. "Sólo espero que no haga tanto calor como hoy y por lo menos tener un día en que podamos recuperar el aliento".

El español Joaquín Rodríguez está a 23 segundos del corredor de QuickStep en cuarto lugar, con dos segundos de ventaja sobre el dinamarqués Jakob Fuglsang.

La séptima etapa del viernes presenta un tramo de 183 kilómetros entre Almadén y Talavera de la Reina.