El canciller de Venezuela Nicolás Maduro calificó el jueves como un "nuevo colonialismo" las acciones militares de la OTAN en Libia y denunció que el objetivo es apropiarse de su riqueza petrolera.

"Libia ha sido sometida a un caos y la humanidad debe reflexionar sobre esta etapa de colonialismo que se quiere imponer. Estados Unidos y la OTAN lanzaron más de 14.000 ataques aéreos sobre un país de cinco millones de habitantes", denunció Maduro en diálogo con periodistas tras participar del V encuentro de cancilleres de América Latina y Asia del Este en Buenos Aires.

Fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han estado colaborando con distintos medios con los rebeldes libios con el propósito de derrocar el régimen de 42 años de Moamar Gadafi.

"No podemos callar frente al abuso que se pretende por parte de estas potencias. ¿Por qué le han hecho esto a Libia? Para conquistar su petróleo. La riqueza petrolera de Libia es el objetivo de este ataque brutal, donde se ha usado la legalidad de las Naciones Unidas para conquistar un país", apuntó Maduro.

El gobierno de Hugo Chávez ha defendido repetidamente a Gadafi a quien considera su amigo.

"De lo que pasa en Libia, del caos que hay en Libia son responsables los países que dirigieron la agresión contra Libia. Hay que reaccionar a tiempo ante este nuevo colonialismo", insistió Maduro.

La residencia del embajador venezolano en Trípoli fue atacada por rebeldes el miércoles, hecho que los países miembros del Foro de Cooperación América Latina-Asia del Este (FOCALAE) condenaron en un comunicado que lo consideran una "clara violación de los principios del derecho internacional, el irrespeto a la soberanía y la inmunidad diplomática".