Perdió la cima del ranking a manos de Novak Djokovic, pero Rafael Nadal tiene algo claro: no será fácil arrebatarle el título del Abierto de Estados Unidos que conquistó el año pasado.

El tenista español afirmó que está en plena forma física para defender la corona del último Grand Slam de la temporada, cuyo sorteo se realizó el jueves y que comienza el lunes.

"Me siento bien, estoy mucho mejor", dijo el español cuando se le preguntó por una reciente lesión en el pie que lo afectó en Wimbledon y unas quemaduras en las yemas de los dedos de la mano derecha que tuvieron a maltraer en el reciente Masters de Cincinnati.

"No sé como voy a empezar el US Open, pero sé que voy a hacer todo lo posible para estar bien preparado para cuando empiece. He entrenado bien esta semana, tengo unos días más para seguir preparándome, y haré todo lo posible por hacerlo bien", añadió.

El segundo del ranking mundial debutará contra Andrey Golubev, un jugador de Kazajistán. Nadal apareció sonriente frente a las cámaras el jueves en las instalaciones en Flushing Meadows, donde sacó los números del sorteo para el torneo femenino.

El campeón de 10 Grand Slams aseguró a los periodistas que ser primero del ranking mundial no es una meta realista este año. El serbio Djokovic — que ha ganado 57 de sus 59 partidos esta temporada, incluyendo los títulos del Abierto de Australia y Wimbledon — es la cabeza de serie del torneo y de la ATP.

"Acabar el año como número uno para mi es imposible. Eso no va a pasar porque Djokovic terminará como número uno, ya que se merece ser el número uno este año", reconoció Nadal. "No tengo dudas de eso, pero no es algo que me preocupe. Lo que me preocupa es ser realmente competitivo cada vez que llego a la cancha y tener la oportunidad de jugar en las finales de cada torneo al que voy. No perdí el puesto de número uno. Djokovic ganó el puesto número uno".

El argentino Juan Martín del Potro debutará en el torneo enfrentándose al italiano Filippo Volandri.

Del Potro, campeón en 2009, es el latinoamericano con mejor preclasificación en el puesto 18. Su compatriota, Juan Ignacio Chela, empezará el torneo enfrentándose al austríaco Marinko Matosevic.

Nadal hizo balance el jueves de su rendimiento este año, en el que destaca el título del Abierto de Francia, pero en el que nuevamente ha batallado con lesiones.

El español de 25 años se desgarró un músculo de la pierna derecha durante los cuartos de final del Abierto de Australia, quedando eliminado. En Wimbledon sufrió una lesión en el pie izquierdo y perdió en la final frente a Djokovic.

"Eso no fueron problemas. Perdí. Ganar y perder es parte de este deporte", dijo el tenista. "No practiqué mucho este verano, tuve un problema en el pie después de Wimbledon y practiqué menos de una semana antes de empezar en Montreal... Uno no puede estar en su mejor momento todo el tiempo, no se puede estar de forma permanente en las finales".

Nadal dijo que a pesar de no jugar muy bien en los dos últimos torneos se siente satisfecho con los resultados del resto año y cree que puede mejorar su situación actual en el Open.

Llegar a Nueva York, además, es siempre excitante, destacó.

"Cada torneo es distinto, pero este es el último de la temporada. Esto es Nueva York y el público siempre es muy entusiasta. Es fantástico...el show, la música...Se siente como algo muy distinto a jugar en Europa", dijo.

Nadal describió el año pasado como "muy emocional", al igual que éste, con victorias en Montecarlo y Roland Garros.

Tras el sorteo del jueves, el español jugó con niños del Child Center of New York y se tomó fotografías con ellos.

"Es siempre un placer volver aquí", dijo.

___

Claudia Torrens está en Twitter en http://twitter.com/Claudia_Torrens