La reñida serie contra el Real Madrid por la Supercopa de España le sirvió al Barcelona como aliciente para encarar el viernes al Porto por la Supercopa de Europa, afirmó el técnico blaugrana Pep Guardiola.

Con varios jugadores recién incorporados de sus vacaciones, el Barsa se impuso 5-4 en la serie de ida y vuelta ante su enconado rival para conquistar su primer título de temporada. El segundo partido terminó con los ánimos por las nubes y el técnico del Madrid, José Mourinho, encara una pesquisa disciplinaria que podría desembocar en una suspensión de hasta 12 encuentros.

"Enfrentarte al Real Madrid te da un punto más, pero no estamos en nuestra mejor forma", expresó Guardiola el jueves, según reportó la agencia Europa Press.

El técnico se refirió a que el Barcelona incorporó a todas sus estrellas a último minuto, mientras que el Madrid contó con la mayoría de sus jugadores para una larga pretemporada.

Aún así, las genialidades del Barsa, especialmente de Lionel Messi, fueron suficientes para imponerse al Madrid, y Guardiola espera que sean suficientes para vencer el viernes al monarca portugués de la Liga Europa.

"Llegamos aquí lo mejor posible dentro de las circunstancias. Si pudimos superar la dura prueba contra el Real Madrid, sé que podemos volver a afrontar la final de mañana con intención de ganarla", afirmó el timonel de los campeones europeos.

Guardiola tendrá dos bajas importantes en el centro de la defensa: Gerard Piqué sufrió una rotura fibrilar esta semana en un entrenamiento y será baja unas tres semanas, mientras que el capitán Carles Puyol no está recuperado de una cirugía y tampoco podrá jugar.

"Me sabe mal por ellos, pero lo haremos con otros. Iremos al filial y si no al juvenil", apuntó Guardiola.

El técnico podría utilizar desde el vamos al volante Cesc Fábregas, quien va por su segundo título con el Barsa desde que arribó la semana pasada procedente del Arsenal.

Buscándole un puesto en el once titular, Guardiola utilizó a Fábregas como un falso nueve esta semana en el partido contra Napoli por la Copa Joan Gamper, en la que el centrocampista anotó su primer gol con la camiseta blaugrana.

"Venía para mejorar y competir y está claro que también para ganar títulos", anotó Fábregas.

El ex jugador del Arsenal, surgido de la cantera del Barsa, aclaró que no espera ver mucha acción como delantero, ya que considera que ese puesto tiene nombre y apellido: Lionel Messi.

"Esa plaza está ocupada y por muchos años", sentenció.