Los mercados mundiales mostraron nerviosismo el viernes en una jornada en la que los inversionistas se mantuvieron a la expectativa de lo que prometerá el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke y las medidas que se adoptarán para que la economía estadounidense no sufra otra recesión.

Los precios del crudo se cotizaban por debajo de los 85 dólares por barril, mientras que el dólar bajó en sus cotizaciones frente al yen y el euro.

Las acciones europeas se mostraron a la baja en sus primeras transacciones. El referente FTSE 100 de la bolsa británica bajaba 0,9% hasta los 5.086,29 puntos, mientras que el alemán DAX caía 2,1% hasta los 5.466,94 puntos y el francés CAC-40 retrocedía 0.9% hasta las 3.089,88 unidades.

En Asia, el índice Nikkei 225 de la bolsa japonesa tuvo una jornada de mucha volatilidad al fluctuar entre ganancias y pérdidas todo el día antes de cerrar con alza del 0,3% a 8.797,78. Por su parte, el referente Koski de la bolsa surcoreana avanzó 0,8% luego de una mañana volátil y cerró a 1.778,95 puntos.

En tanto, el referente Hang Seng de Hong Kong perdió sus ganancias del comienzo del día y bajó 0,9% hasta los 19.582,88. Otros indicadores bursátiles en Australia, Singapur y Filipinas cerraron a la baja mientras que los títulos en China continental cerraron con resultados mixtos.

Las operaciones mostraron inestabilidad pues los inversionistas prefirieron mantenerse al margen para ver si Bernanke ofrece más apoyo a la economía estadounidense durante su muy esperado discurso en una conferencia de prensa programada para más tarde el viernes en la localidad de Jackson Hole, Wyoming.

La Fed ya había prometido tasas de interés bajas hasta el año 2013. Otros observadores del banco central estadounidense indicaron que la Fed ya llegó al límite de lo que puede hacer esa institución para ayudar a una economía sumida en problemas que la política monetaria no puede resolver — como las altas tasas de desempleo y la enorme deuda gubernamental.

___

El investigador de The Associated Press Fu Ting contribuyó con este despacho desde Shanghai.