El Departamento de Policía de San José puso fin a su alianza con agentes federales de inmigración tras un exitoso operativo de dos meses para disminuir la violencia de las pandillas.

Efectivos de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) se unieron a policías el 24 de junio para una redada destinada a asfixiar un amplio incremento en la violencia de las pandillas que incluye al menos 14 homicidios, indicó el diario San Jose Mercury News (http://bit.ly/nCBsTC ).

El jefe policial Chris Moore dijo el miércoles que el arresto de 215 pandilleros significa que ahora la ciudad con problemas presupuestales puede darse el lujo de prescindir de los servicios de los agentes de inmigración.

Algunos líderes comunitarios habían expresado su temor de que el hecho de añadir agentes del ICE pudiera derivar en la deportación de algunos inmigrantes que carecen de permiso para vivir en el país y que no están afiliados a las pandillas.

El sargento Jason Dwyer, portavoz policial, dijo que el departamento no cedió a la presión de la comunidad y logró lo que se propuso: un alto total a los homicidos cometidos por pandillas.

___

Información del San Jose Mercury News, http://www.sjmercury.com