El escritor, cineasta "tarólogo" y "psicomago" chileno Alejandro Jodorowsky apoyó hoy, en Santiago, al movimiento estudiantil que solicita una mejor educación pública para el país, pero aclaró que él no cree en las "revoluciones políticas" sino en la "re-evolución poética".

"Yo no creo en las revoluciones políticas, creo en la re-evolución poética. Mi palabra es poética y no política (...) Yo considero que pedir la educación gratis, como se pide, es justo", aseveró hoy el escritor durante la presentación de su último libro, "Metagenealogía", en el centro cultural de España en Santiago.

El acto contó además con la participación de Adan Jodorowsky, hijo del intelectual chileno, que ejecutó en guitarra versiones musicales de algunos poemas de su padre.

"¿Pero qué es una educación de calidad?", se preguntó el artista y terapeuta, quien advirtió que el vocablo "calidad" es "solo una palabra", y que, por lo tanto, la clave de abogar por una educación de calidad consiste en "definir" qué entendemos por tal.

"En la re-evolución poética no se persigue solamente la realización económica, sino que se persigue también la realización del ser humano como conciencia", dijo Jodorowsky, que estuvo arropado durante la presentación por unos 300 "devotos", que le regalaron alabanzas y le solicitaron "bendiciones".

El escritor criticó que las universidades dejen de lado la poesía y la creatividad y trabajen, en consecuencia, con "medio cerebro".

"Una educación de calidad es aquella que une lo racional con lo intuitivo y que procura el bienestar de la raza humana", opinó Jodorowsky.

"Voy a estudiar gratis medicina para que me enseñen a depender de los lobbys farmaceúticos, que me traen listas de medicamentos con efectos raros que me quitan una enfermedad y me dan muchas otras. ¿Voy a ir allí para pertenecer a ese lobby?", censuró el artista.

"Nosotros los jóvenes no estamos luchando por estudiar gratis, estamos luchando por mejorar el mundo con estudios que estén a la altura. Y claro que son gratis, porque los jóvenes somos los salvadores del mundo", agregó el fundador de la "psicomagia",de 82 años.

El artista, que durante el acto recibió diferentes regalos de parte del público y hasta ofició como sacerdote para un casamiento "laico", explicó que "Metagenealogía" (Mondadori) -escrito de forma conjunta con su exesposa Marianne Costa- indaga en el árbol genealógico de cada uno para conseguir la "autotransformación".

"En 'Metagenealogía' está el pasado, que nos tira, que quiere repetirse, porque es conservador, y el futuro, que nos llama a una realización", detalló el escritor, quien además subrayó que para cambiar "el sistema" hay que modificar los "conocimientos obsoletos" que nos enseñan, porque estos nos conducen a "destruir el mundo".

"De esto habla mi libro, de por qué lucho, de para qué quiero la conciencia. No para que me dé lo que unos pocos tienen, si eso es la destrucción del planeta, sino de luchar para que me den lo que merezco, que es la conciencia de convertir este planeta en un paraíso", declaró Jodorowsky.