Un concurso de oposición y méritos para escoger a los 21 magistrados que integrarán la nueva Corte Nacional de Justicia comenzó el jueves, como parte de la reestructuración total del poder judicial en este país.

El presidente del Consejo de la Judicatura Transitorio (CJT), Paulo Rodríguez, en rueda de prensa dijo que el plazo para recibir las postulaciones es el 4 de septiembre.

Señaló que con este proceso "estamos dando cumplimiento al mandato popular del 7 de mayo pasado", cuando los ecuatorianos aprobaron en un referendo la reestructuración del poder judicial.

Añadió que los postulantes serán evaluados por un comité de expertos, que aún está por definir, y que el proceso general estará bajo la vigilancia de una veeduría internacional, a la que han accedido a conformar el ex presidente chileno Ricardo Lagos y el juez español Baltazar Garzón.

El vocal del CJT, Fernando Yávar, afirmó que "este va a ser un concurso que marque la diferencia entre lo que hemos tenido anteriormente como justicia a la que tendremos en el futuro".

La Corte tiene bajo su responsabilidad no solamente adelantar el proceso para designar los nuevos magistrados, sino que también debe evaluar a los trabajadores judiciales, a los fiscales, plantear mecanismos para mejorar la aplicación de la justicia, nombrar jueces de instancias menores y fiscales en todo el país.

El poder judicial en Ecuador ha sido cuestionado por la lentitud en la administración de justicia, por los engorrosos procesos en los que se desarrolla y porque a menudo ha sido cuestionada la idoneidad de los magistrados.