La economía venezolana registró en el segundo trimestre un crecimiento 2,5%, lo que representó una desaceleración respecto al trimestre anterior, anunciaron el jueves autoridades financieras.

Por segundo trimestre consecutivo la economía venezolana registró un comportamiento favorable que "consolida el proceso de expansión del aparato productivo", dijo en un comunicado el Banco Central de Venezuela (BCV) al informar los resultados del desempeño económico del país.

El crecimiento de 2,5% que tuvo el Producto Interno Bruto (PIB) entre marzo y junio estuvo impulsado por el repunte de 3,7% que mostró el sector público y la activación de 2,8% del sector no petrolero.

Al igual que en el trimestre anterior, el gasto del consumo público, alimentado principalmente por los altos precios petroleros, se convirtió en el gran dinamizador de la economía al crecer entre marzo y junio 3,6%, mientras que la inversión bruta mostró una caída de 3,6%.

Durante el primer semestre la economía alcanzó un crecimiento de 3,6% que superó el desempeño negativo de la primera mitad del 2010 cuando se reportó una contracción de 3,5%. Entre marzo y junio del año pasado se dio una caída de 1,6%.

La industria petrolera, que representa el motor económico del país, tuvo una recuperación de 0,8%, superando así el desempeño negativo del primer trimestre cuando el sector reportó una caída de 0,5%.

El BCV reconoce en su informe que la recuperación del sector petrolero estuvo asociada a la "extracción y refinación de crudos", y a un incremento de 4,4% de los volúmenes de producción así como de los precios del crudo que crecieron 51,7% en el trimestre para pisar los 100 dólares por barril.

El gobierno venezolano sostiene que la producción del país se mantiene alrededor de 3 millones de barriles diarios, pero firmas independientes refieren que Venezuela genera unos 2,7 millones de barriles al día.

Al cierre del segundo trimestre las exportaciones totales del país crecieron 56,3%, en comparación con igual período del 2010, y sumaron los 25.115 millones de dólares, de las cuales 23.905 millones de dólares fueron generados por la industria petrolera.

A pesar del comportamiento favorable que tuvo la economía entre marzo y junio, los resultados dejaron al descubierto que el aparato productivo entró en una desaceleración debido a que en el primer trimestre del 2011 se reportó una activación de 4,8%.

El crecimiento más lento de la economía se sintió especialmente en el sector privado que creció durante el segundo trimestre 1,9%, muy por debajo del registro del primer trimestre que fue de 4,7%.

Entre los sectores no petroleros que reportaron crecimientos están las instituciones financieras (9, electricidad y agua (7,3%), el comercio (6,8%), las comunicaciones (6,2%), los servicios producidos por el gobierno (3,6%) y la industria manufacturera (1,3%).

El sector de la construcción, que es uno de los principales motores de la economía local y generadores de empleo, continuó sumido en una contracción al reportar una caída de 2,3%. Durante el primer trimestre la industria de la construcción tuvo un descenso de 7,9% afectada por las expropiaciones de algunas constructoras y complejos habitacionales que acordó el gobierno.

Angel García Banchs, profesor de economía de la Universidad Central de Venezuela, manifestó dudas sobre el comportamiento que reportó la economía entre marzo y junio, e indicó que estuvo respaldado por "la acumulación de inventarios".

"No es un crecimiento que se pueda considerar como sostenible. No tiene un acompañamiento por parte del sector privado en términos de una inversión bruta fija, sino que responde al incremento que se ha producido en el precio del crudo que ha sido definitivamente exorbitante", dijo a la AP García Banchs.

El gobierno ha proyectado para este año un crecimiento entre 2% y 4%.

La economía venezolana concluyó el 2010 con una declinación de 1,4%.