Un hombre del sur de Texas fue sentenciado el miércoles a 10 años de prisión por traficar con niñas inmigrantes para que trabajaran como prostitutas en Estados Unidos.

El fiscal federal José Angel Moreno informó el miércoles en un comunicado que Juan Antonio García Garay, de Rio Grande City fue sentenciado el miércoles por introducir al país a personas sin autorización legal con el objeto de prostituirlas, y de proteger a personas que ingresaron ilegalmente y de asociación ilícita para ocultarlos.

También sentenció a dos personas más. El mexicano Juan Ignacio Chavarría Ontiveros, de 26 años, que fue sentenciado a siete años en prisión y a Antonio Martínez Jr., de 38 años y residente de Rio Grande City, quien recibió siete años y tres meses de cárcel.

Chavarría Ontiveros y Martínez fueron sentenciados por ocultar a inmigrantes y por asociación ilícita para proteger a personas que entraron al país sin autorización legal.

Moreno informó que la investigación encontró a tres niñas — de 13, 15 y 18 años — que habían estado ocultas en dos apartamentos y en una casa en Rio Grande City.