El descendido Wilstermann dejó en el camino a los favoritos de la primera división del fútbol boliviano y se coronó campeón de un corto torneo de invierno al derrotar por penales a su clásico rival Aurora.

El partido final disputado el miércoles por la noche en Cochabamba acabó 1-1 y Wilstermann se impuso 4-3 en la definición por penales para coronarse por segunda vez campeón de la Copa Aerosur, un torneo amistoso de preparación al Apertura que inicia el fin de semana.

Wilstermann, uno de los grandes del fútbol boliviano, juega este año en la segunda división. Fue invitado a la Copa Aerosur que se juega entre clubes de la primera división.

El club rojo descendió el año pasado tras una pobre campaña en el segundo torneo en el que acabó último, a pesar de haber ganado el título del primer campeonato del 2010.

Este año y desde la segunda división disputó la Copa Libertadores, pero fue eliminado en la fase de grupos.