El gigante tecnológico Apple inició hoy sus cotizaciones en Wall Street con una caída del 2,11 % un día después de que su cofundador y consejero delegado, Steve Jobs, anunciara su dimisión al sentirse incapaz de seguir al frente de la compañía.

La renuncia del máximo responsable de la creadora del iPhone provocaba que minutos después del inicio de la sesión en el mercado Nasdaq las acciones de la compañía registrasen un retroceso de 7,93 dólares para cambiarse por 368,25 dólares cada una.

El anuncio, conocido el miércoles tras el cierre de la jornada regular en los mercados neoyorquinos, llegó a provocar una caída superior al 5 % en los títulos de la tecnológica en las operaciones electrónicas posteriores al cierre, que incluso llegaron a interrumpirse momentáneamente al conocerse la noticia.

"Siempre he dicho que si llegaba el día en que no pudiera hacer frente a mis obligaciones en Apple como consejero delegado sería el primero en hacerlo saber", escribió Jobs en una carta dirigida a la junta directiva de la empresa.

"Desafortunadamente, ese día ha llegado", añadió Jobs, quien dijo que querría continuar como presidente del Consejo de Administración en la empresa que se ha convertido en una de las más influyentes del planeta bajo su dirección.

Pese al retroceso que experimentaban hoy los títulos de la compañía, el fabricante del iPod se ha revalorizado el 14,29 % en lo que va de año y el 51,77 % en los últimos doce meses.