Al menos tres colombianos y un puertorriqueño fueron acusados junto a otras nueve personas de participar en una red que traficaba drogas desde Colombia y Venezuela hasta las Islas Vírgenes británicas y Estados Unidos, reveló el jueves el departamento de Justicia.

Entre los colombianos acusados está Roberto Mendez-Hurtado, el presunto líder de la organización del narcotráfico, de 51 años.

De acuerdo con la acusación del 15 de julio que la fiscalía reveló el jueves, los acusados se asociaron ilegalmente para transportar por avión cargamentos de varios cientos de kilos de cocaína desde Apure, Venezuela, hasta las Islas Vírgenes británicas.

Allí la droga era arrojada al océano y recogida posteriormente del Mar Caribe utilizando lanchas a motor, para distribuirla en Estados Unidos.

La mayoría de los acusados tiene nombre y apellido de origen hispano aunque, aparte de los colombianos y el boricua, fueron identificados como oriundos de las Islas Vírgenes, Nueva York y Miami.

La organización fue detectada por un trabajo conjunto de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (conocida como DEA), el departamento de Aduanas e Inmigración (ICE) y el departamento de Justicia.

Nueve de los acusados fueron arrestados, entre ellos Mendez-Hurtado, quien fue detenido el domingo en Cuenca, Ecuador. Luego fue deportado a Bogotá, señaló la fiscalía.

Los otros cuatro acusados figuran prófugos.

Tras revelar las acusaciones, las autoridades anunciaron la creación de una iniciativa especial para combatir y frenar el narcotráfico en la cuenca del Caribe.

La iniciativa estará focalizada en identificar, investigar y demandar judicialmente a los narcotraficantes que usan la cuenca del Caribe para transportar narcóticos hacia Estados Unidos.

__

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon