La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) rechazó esta noche el trazado propuesto por las autoridades para la marcha del próximo jueves en demanda de mejoras sociales y laborales y se retiraron abruptamente de la reunión con la Intendenta (Gobernadora), Cecilia Pérez.

Nada más permanecer diez minutos con Pérez, los dirigentes de la CUT se retiraron de la reunión y tildaron de "ridícula" la propuesta de la autoridad para marchar desde el Parque Bustamante hasta calle Exposición, a unas 15 manzanas del Palacio de La Moneda, evitando las principales calles capitalinas.

La CUT, que cuenta con el apoyo de varias organizaciones sindicales internacionales, ha llamado a un paro nacional para este miércoles y jueves en demanda de una reforma del sistema tributario, una nueva Constitución, un nuevo código laboral, un sistema estatal de fondos de pensiones, que actualmente son privadas, y mayores recursos para la sanidad y la educación públicas.

Tras el encuentro de este martes, los dirigentes dijeron a los periodistas que el trazado propuesto por el Gobierno demuestra "que ellos son los violentistas, los que provocan".

"Nos recibió la intendenta, sacaron un plano muy grande, donde nos ofrecieron un recorrido que francamente es una provocación", dijo el subsecretario general de la CUT, Guillermo Salinas.

Salinas sostuvo que igualmente, el próximo jueves, a partir de las 10.00 hora local (13.00 GMT), los trabajadores marcharán desde cuatro puntos designados por la multisindical hasta el frontis de la CUT, situada a sólo unos 150 metros del Palacio de La Moneda.