Las fuerzas de seguridad sirias agredieron el jueves al renombrado caricaturista de oposición, Alí Farzat, de más de 60 años, quien fue hospitalizado tras ser hallado al borde de un camino de Damasco, denunció el jueves un activista de ese país.

El activista, Omar Idilbi, afirmó que los elementos de la seguridad sacaron por la fuerza a Farzat de su auto el jueves antes de apalearlo y dejarlo al costado de un camino.

Idilbi es portavoz de un Comité Local de Coordinación, un grupo de activistas que ayuda a organizar y a dar seguimiento a la insurrección en Siria, que dura ya cinco meses. El activista indicó que algunos transeúntes llevaron a Farzat al hospital.

Farzat había dicho que tenía grandes esperanzas en el presidente Bashar Assad cuando asumió el cargo en el 2000 pero ahora se ha convertido en un crítico vehemente del régimen, particularmente después de que el gobernante inició ofensivas militares y una represión brutal contra los manifestantes opuestos a su gobierno autocrático que comenzaron a mediados de marzo y que fueron iniciados por una ola de revoluciones que han sacudido al mundo árabe.

Farzat fue hallado "muy golpeado y físicamente abusado", agregó Idilbi.

Assad ha descartado las condenas internacionales y ha desdeñado las peticiones que renuncie e insiste en que una pandilla armada y algunos matones están impulsando la violencia en su país, y no auténticos reformadores.

Grupos de Derechos Humanos indicaron que soldados de Assad han asesinado a más de 2.000 personas desde que comenzaron los disturbios contra su gobierno autócrata.