Las autoridades rusas utilizan el jueves helicópteros para buscar restos de la nave espacial de carga no tripulada que se accidentó y explotó en un área forestal de Siberia.

La oficina del fiscal general de Rusia informó que unos 40 leñadores participan en la búsqueda en el denso bosque de la región de Choisky, en la provincia de Altai, donde la nave Progress explotó estruendosamente el miércoles.

Agregó que "individuos reuniendo piñones" también podrían haber estado en el área donde los trabajadores de emergencia están buscando el sitio del accidente y los restos en medio de la densa niebla.

La nave fue lanzada desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajastán, a unos 1.500 kilómetros (900 millas) al sureste del sitio del accidente. Se desplomó después de que la tercera fase de sus cohetes propulsores fallara unos pocos minutos en el lanzamiento.