El presidente de Alemania Christian Wulff expresó el miércoles que tenía cierta preocupación en el terreno legal porque el Banco Central Europeo está comprando bonos de gobierno para la crisis de deuda de la eurozona.

El Banco Central Europeo recientemente comenzó a comprar bonos italianos y españoles para bajar los costos de préstamos a niveles costeables, con lo cual se revivió el programa de compra de bonos iniciado el año pasado.

Wulff afirmó — de acuerdo con un manuscrito oficial de un discurso ofrecido el miércoles en Lindau — que: "considero que la compra masiva de bonos de países individuales por el Banco Central Europeo es legalmente cuestionable".

"Esto no puede funcionar a largo plazo y sólo puede ser tolerado durante una etapa de transición", agregó.

El plan está contemplado en un fondo de rescate de gobiernos europeos para tener poderes de compra de bonos, pero esto exige de la aprobación del parlamento.

La presidencia de Alemania carece de poder político pero goza de autoridad moral.