Representantes empresariales y líderes cívicos y religiosos realizarán el sábado una conferencia en Flagstaff para examinar alternativas ante los problemas de la inmigración ilegal en Arizona.

Los organizadores dijeron que las leyes estatales en ese campo no funcionan, por lo que deberían ser consideradas alternativas.

Será la segunda reunión de ese tipo en una serie de cinco conferencias que tendrán lugar en el estado para examinar el impacto de la leyes de inmigración de Arizona en comunidades y negocios.

Las tres conferencias pendientes tendrán lugar en Mesa el 17 de septiembre, Yuma el 24 de septiembre y Tucson el primero de octubre.

En los últimos años, la legislatura de Arizona aprobó varias leyes contra los que llegan sin la debida autorización, procedentes del extranjero en su mayoría, ante la frustración del electorado por la renuencia de las autoridades federales a blindar la frontera con México.

Algunos empresarios de Arizona lamentaron que las leyes de inmigración estatales perjudican el clima mercantil en el estado.