La Justicia Electoral ingresó el miércoles en la recta final de los preparativos para el referendo del 9 de octubre para conocer si la población aprueba el voto de paraguayos viviendo en el exterior.

Carlos María Ljubetic, asesor del organismo electoral, explicó a los periodistas que el llamado a referendo aprobado el 14 de abril busca conocer la opinión popular sobre una eventual enmienda al artículo 120 de la constitución que sólo habilita al voto a los paraguayos radicados en el país.

"El 9 de octubre el ciudadano sólo tendrá que responder con un sí o un no a la pregunta: ¿Esta usted de acuerdo con que los paraguayos residentes en el exterior puedan ejercer el derecho al sufragio?", dijo Ljubetic.

El número de personas habilitadas a participar de la consulta popular será dado a conocer en veinte días tras el final del periodo de inscripción en el padrón electoral nacional.

La organización no gubernamental Más Paraguay presentó el miércoles un programa proselitista solicitando al electorado el voto por el sí.

Roberto Aseretto, coordinador de la campaña, dijo en conferencia de prensa que "el impedimento a la emisión del voto en comicios nacionales para los paraguayos en el exterior, para nosotros, es una violación al derecho humano".

Si el resultado final de la consulta popular fuese a favor de los residentes en el exterior, el Congreso deberá modificar la ley electoral para ajustar el sistema de elección.