El hijo de Ryan O'Neal y la fallecida actriz Farrah Fawcett no rechazó el miércoles los cargos de posesión de heroína en su contra y le ordenaron que pase el próximo año en un programa de rehabilitación profunda que implica la internación de los pacientes.

Redmond O'Neal también tendrá que cumplir cinco años de libertad condicional y el juez de la Corte Superior de Los Angeles Keith Schwartz lo sentenció a tres años de prisión que podrían aplicarse si no cumple los términos de su libertad.

O'Neal, de 26 años, tampoco refutó los cargos que le imputaron por poseer ilegalmente un arma de fuego cuando fue arrestado el 2 de agosto en la vía pública.

Presentó sus declaraciones de culpabilidad sin llegar a un acuerdo con los fiscales, dijo la vocera del fiscal de distrito Jane Robison.

"El equipo defensor aprecia que el juez Schwartz le haya dado a Redmond la ayuda que necesita para cambiar su vida", dijeron los abogados Richard Pintal y Michael Brewer en un comunicado. "La corte reconoce que la rehabilitación por adicciones es lo mejor para Redmond y la sociedad en general".

Pintal dijo que su cliente tendrá que permanecer en una instalación donde lo internarán y le espera una difícil lucha para combatir su adicción a la heroína.

"Es especialmente insidiosa pues es muy adictiva físicamente y dejarla o reducirla causa un enorme dolor físico", dijo Pintal.

Ryan O'Neal asistió a las sentencia de su hijo, la cual fue reportada primero por el sitio de celebridades RadarOnline.com.

Redmond O'Neal ha sido arrestado múltiples veces por casos relacionados con drogas en los últimos años. Tuvo que ser liberado brevemente de la cárcel para poder asistir al funeral de su madre cuando en junio de 2009.