Luego de conversaciones frenéticas, los legisladores indios accedieron el miércoles a analizar una estricta ley contra la corrupción propuesta por un activista cuya huelga de hambre de ocho días para exigir la legislación atrajo mucho apoyo popular y puso a prueba al gobierno, plagado de escándalos.

El asediado primer ministro Manmohan Singh se reunió con todos los partidos en el Parlamento, que pidió a Anna Hazare que suspenda su ayuno y recomendó a los legisladores que debatan su proyecto de ley contra la corrupción.

La huelga del activista ha conmovido a la clase media, harta de la extensa corrupción del país. La protesta ha atraído a decenas de miles de simpatizantes a una protesta las 24 horas en el centro de la capital y ha puesto a prueba al gobierno, que ha sido azotado por escándalos que le han costado mil millones de dólares al país.

En otro golpe al gobierno, la Policía acusó formalmente el miércoles a cuatro legisladores por su supuesta participación en una compra de votos para mantener el gobierno en el poder en 2008.

Mientras tanto, asesores de Hazare realizaron su segunda ronda de negociaciones con altos ministros del gobierno para analizar sus demandas a favor de una legislación estricta que cree un entidad de vigilancia contra la corrupción.

Singh dijo que los manifestantes están exigiendo que el gobierno retire su anteproyecto de ley, introduzca una versión propuesta por los activistas y la apruebe durante esta sesión con enmiendas menores. Los críticos han acusado a los manifestantes de chantajear el gobierno y subvertir el Parlamento.

"Los acontecimientos recientes han puesto en evidencia asuntos relacionados con el funcionamiento de nuestra democracia parlamentaria que nos preocupan a todos", dijo Singh a los legisladores. Agregó que estaba buscando "su orientación en el camino por delante".

Hazare, de 74 años, ha señalado que abandonará su huelga de hambre si el gobierno promete por escrito otorgar poder a la entidad de vigilancia sobre el primer ministro y la judicatura. Mientras tanto, se ha negado a permitir que los médicos lo alimenten por vía intravenosa.

___

La periodista de Associated Press Katy Daigle contribuyó a este despacho.