El desarrollo de un avión indetectable a los radares, un portaaviones y el número récord de lanzamientos espaciales del año pasado colocan a China en camino de lograr su meta de crear unas fuerzas armadas modernas con visión regional en el 2020, advirtió el Pentágono en un reporte difundido el miércoles.

Según el documento, Beijing ha llenado varias lagunas tecnológicas y está modernizando rápidamente su equipo militar, todo con un ojo puesto en impedir una posible intervención de Estados Unidos en un conflicto con Taiwán.

También advierte que una expansión militar podría prolongarse cada vez más hacia el Pacífico occidental en una acción destinada a impedir el acceso o el movimiento de Estados Unidos y de aliados en la zona.

El Pentágono dijo que el nuevo caza furtivo junto con misiles de mayor alcance podrían permitirle a Beijing atacar bases aéreas y otras instalaciones en la región.