El Congreso peruano aprobó hoy de forma unánime la Ley de Consulta Previa a los pueblos indígenas y originarios, una norma reclamada desde hace 16 años y cuya aprobación fue calificada como "histórica" por varios congresistas.

La ley, que fue aprobada con 113 votos a favor y ninguno en contra, establece la obligación de que los proyectos que se desarrollen en los territorios de los "pueblos indígenas u originarios" cuente con la aprobación previa de estos.

"Debemos aprobar esta ley con urgencia para demostrar que damos señales positivas de que estamos trabajando por la inclusión social. Debemos hacer historia aprobando esta ley de consulta propia", señaló durante el debate previo a la votación el congresista Eduardo Nayap, miembro de la etnia awajún.

Esta norma ya fue aprobada por el Congreso en mayo de 2010, pero fue devuelta al parlamento por el Gobierno de entonces, presidido por Alan García.

La norma, que se basa en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo que fue ratificado por Perú hace ya más de 16 años, es una larga reivindicación de organizaciones indígenas y sociales en Perú.

Este reclamo derivó en 2010 en enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos indígenas en la selva peruana, un choque que se saldó con 34 muertes.

El Congreso también aprobó este martes una disposición añadida en la sesión de hoy a la norma, por la que quedaron derogadas cinco normas que se consideraban contrarias a lo que establece la Ley de Consulta.

Tras la votación, Nayap volvió a pedir la palabra en el pleno para "felicitar y agradecer a todos los parlamentarios por dar su voto unánime".

"Felicito a todos los compatriotas que nos acompañaron en esta fecha histórica, ha sido una muestra de patriotismo que pasará a la historia y que los pueblos amazónicos peruanos agradecerán mucho", agregó Nayap.

Para entrar en vigor, la Ley de Consulta, cuyos mecanismos deberán establecerse en futuras normas, deberá ser ratificada por el Ejecutivo peruano.