El secretario de Justicia Eric Holder prometió el miércoles a las familias de las víctimas del 11 de septiembre efectuar una investigación penal preliminar sobre el informe de un posible espionaje telefónico que involucraría al imperio mediático de Rupert Murdoch.

Tras una reunión en el Departamento de Justicia que duró más de una hora, los familiares y su abogado dijeron que estaban complacidos de que el secretario de Justicia asumió el compromiso de una investigación preliminar para determinar si las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 o sus familiares fueron blanco de espionaje telefónico de parte de los periodistas del ahora cerrado tabloide News of the World, de propiedad de Murdoch.

El abogado de las familias, Norman Siegel, le dijo a los periodistas que el secretario de Justicia había utilizado las palabras "muy preocupante" para describir la posibilidad de que los teléfonos de las víctimas del 11 de septiembre y sus familiares pudieran haber sido intervenidos. La portavoz del Departamento de Justicia Tracy Schmaler confirmó ese relato de la reunión.

Siegel dijo que él y las familias recomendaron que el Departamento de Justicia consiguiera los números de teléfono celular de las víctimas y sus familiares, y después hiciera que la compañía telefónica investigara en sus registros para averiguar si alguien intentó intervenirlos.

Las familias también recomendaron que el alcance de la investigación se amplíe a las computadoras, además de los teléfonos celulares. Las familias también aconsejaron una revisión de las historias en periódicos, radio y televisión sobre las víctimas del 11 de septiembre y sus familias para determinar si información personal en los informes sólo podía provenir de alguien involucrado en espionaje.

La sugerencia de que familias de las víctimas en Estados Unidos podrían haber sido objeto de escuchas telefónicas se basa en una sola historia publicada en el Daily Mirror, un tabloide londinense que rivaliza con The Sun, otro diario de Murdoch.

De acuerdo con la historia del Daily Mirror, con fuentes no identificadas, un ex agente de policía de Nueva York que se convirtió en investigador privado dijo que rechazó las peticiones de periodistas del News of the World para obtener los registros privados de teléfonos de víctimas del 11 de septiembre. La empresa matriz de News Corp. de Murdoch, con sede en Estados Unidos, calificó el informe como "especulación anónima" y "sin fundamento".