Sergei Bubka revalidó el miércoles en la vicepresidencia de la federación internacional de atletismo (IAAF) después de una caótica sesión de votación en la que inicialmente fue eliminado.

En una jornada en la que hubo que votar dos veces por fallas del equipo electrónico, Lamine Diack fue reelecto a otro periodo como líder de la IAAF. Como no tenía oposición, fue la única decisión clara, mientras la votación para los otros puestos continuará el jueves en el segundo día del congreso general.

Las federaciones en el congreso votaron en un segundo intento para darle al senegalés un margen de 169-29 para un nuevo mandato.

Bubka inicialmente fue eliminado en la primera ronda entre cinco candidatos, en la que se decidieron los cuatro cargos de vicepresidente. Pero después que se anuló esa votación, sobrevivió a la siguiente fase.

El ucraniano, un ex campeón mundial de salto con pértiga, ascendió del quinto al cuarto lugar para recibir otro periodo de cuatro años junto con el catarí Dahlan Al-Hamad, el británico Sebastian Coe y el estadounidense Robert Hersh.

El canadiense Abby Hoffman fue eliminado, después que había empatado en primer lugar en la votación original.

Bubka estaba seguro que había un problema con el sistema electrónico.

"El sistema no funciona. Está claro, es evidente", afirmó.

El error del sistema quedó en evidencia cuando la votación para tesorero tuvo más votos que las federaciones nacionales que había en el salón.