Un centenar de seguidores del activista anticorrupción Anna Hazare fue detenido hoy por la policía en Nueva Delhi tras llevar a cabo una protesta junto a la residencia del primer ministro indio, Manomhan Singh.

Los manifestantes se desplazaron al lugar en pequeños grupos y consiguieron así sortear las fuertes medidas de seguridad, según fuentes policiales citadas por la agencia local PTI.

Una vez llegaron a la inmediaciones de la residencia de Singh, ubicada en Race Course, una zona céntrica de la capital india, los asistentes gritaron soflamas contra el Gobierno del país asiático y en favor del septuagenario activista Hazare.

El activista gandhiano cumplió hoy, miércoles, su noveno día de ayuno, con el objetivo de lograr una ley contra la corrupción con notables aportaciones de la sociedad civil.

En una carta dirigida a Hazare, el primer ministro pidió ayer al activista que abandone su huelga de hambre de protesta y dijo estar abierto a estudiar su propuesta de legislación contra la corrupción.

En las últimas horas se están registrando varios contactos entre emisarios gubernamentales y mediadores del activista para negociar una salida a la crisis.