En su afán de recuperar la gloria perdida, Cuba recibirá a Puerto Rico para tres amistosos de béisbol como parte de la preparación con vistas al mundial en septiembre y los Juegos Panamericanos de Guadalajara en octubre.

La federación cubana de béisbol anunció en un comunicado que los partidos se jugarán entre el 15 y el 19 de septiembre en el estadio Latinoamericano de la capital, pero quedan por definir las fechas exactas y las horas.

Encabezada por los estelares Yulieski Gourriel y Frederich Cepeda, una preselección de 38 peloteros comenzó a entrenarse la semana pasada en la capital cubana con Alfonso Urquiola como dirigente.

Cuba apostó por el experimentado Urquiola, el hombre que dirigió a la isla hacia el título mundial en 1998, para recuperar una corona que le arrebató Estados Unidos en 2007 y 2009.

La novena de la isla también sufrió un revés en los Juegos Olímpicos de Beijing donde se colgó la medalla de plata, en tanto quedó quinta en el segundo Clásico Mundial.

"El béisbol cubano no está enfermo, tiene buena salud. Solo debemos revisar lo que hacemos y ser rigurosos", expresó Urquiola en días pasados.

El veterano manager admitió, sin embargo, que "es un momento difícil" y recalcó que no sólo piensa en los compromisos a corto plazo.

"Tenemos que vivir el presente y a la vez trabajar con proyección de futuro. El Clásico Mundial en 2013 será una prueba de fuego, aunque ya casi no hay eventos flojos", señaló Urquiola, campeón del béisbol cubano la temporada pasada con Pinar del Río.