Un líder del Partido Comunista chino le pidió a las empresas nacionales en línea que refuercen sus controles sobre el material que tienen en internet, en momentos en que Beijing toma medidas contra la disidencia y trata de prevenir que se repitan protestas sociales del tipo que han sacudido el Oriente Medio.

El secretario del partido para Beijing, Liu Qi, emitió la advertencia después de una visita esta semana a Sina Corp., que opera un popular sitio de microblogueo, de acuerdo con el diario del propio partido.

Las empresas en internet deben "fortalecer su gestión y prevenir firmemente la propagación de información falsa y perjudicial", dijo Liu, citado por el diario después de la visita realizada el lunes a Sina Corp. Dijo que las empresas en internet deben "resistirse a la información falsa y negativa".

Las autoridades comunistas fomentan la utilización de internet para la educación y los negocios, pero se sienten incómodas por su potencial para propagar la fuerza de la disidencia, sobre todo después de la creación de redes sociales y otros cibersitios que han jugado un papel clave en las protestas que tuvieron como desenlace la caída de los gobiernos en Egipto y Túnez.

Beijing realiza una de sus ofensivas más radicales contra la disidencia en años y ha detenido o interrogado a cientos de activistas y otras personas.

El gobierno trata de bloquear el acceso a ciberpáginas extranjeras que considera subversivas. Los operadores chinos de cibersitios donde la gente puede subir comentarios están obligados a ver el material y eliminar cualquiera que viole las reglas de la censura oficial.

Las reglas de censura del gobierno llevaron a Google Inc. a cerrar su motor de búsqueda en China el año pasado. Los usuarios del continente podían ver el sitio de búsqueda de Google en chino en Hong Kong, pero el acceso es más lento y la participación de la empresa en el mercado chino se ha reducido.

El informe sobre la advertencia de Liu no dio más detalles sobre qué se espera que las compañías en línea cambien en su gestión.