Las autoridades federales confirmaron que dos jóvenes mexicanos que entraron ilegalmente en Estados Unidos cuando eran niños y que encaraban la deportación fueron puestos en libertad.

Los funcionarios del Departamento de Seguridad Interna dijeron que Pedro Morales, de 19 años y Luis Hernández, de 18, fueron excarcelados del Centro de Detención Stewart, en el sur de Georgia, al ser sobreseídos sus casos.

El diario Atlanta Journal-Constitution (http://bit.ly/oeF1wy) citó al abogado de ambos, Charles Kuck, diciendo que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) renunció a deportar a los dos jóvenes a México tras sostener que cumplen algunos de los criterios de las nuevas directrices federales.

Kuck dijo que ambos llegaron a Georgia de niños, estudiaron en Estados Unidos y no han cometido delito alguno aparte de residir ilegalmente en el país.

Kuck dijo que fueron detenidos el año pasado durante una parada de tránsito en el condado de Whitfield.

___

Información del diario The Atlanta Journal-Constitution: http://www.ajc.com