Los mercados europeos se mantenían con alzas marginales el miércoles luego de descartar una baja en la calificación crediticia de Japón que en cambio tuvo un efecto negativo en los mercados asiáticos.

Los inversionistas en Europa se mostraron confiados en que la Reserva Federal de Estados Unidos anunciará esta semana nuevos estímulos para la economía estadounidense.

Se espera que los mercados fluctúen el viernes en anticipo al discurso del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en una conferencia sobre la economía en Jackson Hole, Wyoming.

Las expectativas de que Bernanke indicará nuevas acciones para darle impulso a una debilitada economía estadounidense ayudó a impulsar a los principales mercados bursátiles el lunes y el martes a pesar de informaciones decepcionantes en ambos lados del Atlántico y parece que continuarán en esa tendencia al menos durante la sesión matutina en Europa.

El índice FTSE 100 de la bolsa de Gran Bretaña avanzaba 0,4% hasta los 5.148 puntos. El alemán DAX subió 1,1% hasta los 5.590 enteros y el francés CAC-40 subía el 1% hasta las 3.114 unidades.

Sin embargo, los principales índices de Wall Street parecían encaminarse a la baja luego de registrar fuertes ganancias el martes. Los mercados a futuro del promedio industrial Dow Jones y los del Standard & Poor's 500 bajaban 0,8% hasta los 11.075 y 1.152 puntos, respectivamente.

Los precios del crudo fluctuaron por debajo de los 86 dólares por barril en medio de señales contradictorias sobre la fortaleza en la demanda por el crudo. En los mercados de divisas, el dólar se cotizaba más alto frente al euro y se mantenía sin cambios ante el yen.

En tanto, el principal referente de la bolsa japonesa, el Nikkei 225 bajó 1,1% hasta los 8.639,61 puntos y pese a que abrió la sesión del miércoles en alza.

Por su parte, el referente surcoreano Kospi cayó 1,2% hasta las 1.754,78 unidades. El índice Hang Seng de Hong Kong bajó 2,1% hasta los 19.466,79 puntos.

En contraste, el referente S&P/ASX 200 de Australia cerró en baja de 0,1% hasta los 4.167,60 puntos, al igual las bolsas de Singapur y Taiwán que también retrocedieron.

Los índices de China presentaron resultados mixtos, pues el principal referente del Indice Compuesto de Shanghai bajó 0,5% hasta los 2.541 puntos, mientras que el Indice Compuesto Shenzhen avanzó 0,1% hasta los 1.144,74.

Las caídas en las bolsas de Asia se registraron a pesar de las alzas fuertes el martes en Wall Street.

"Me sorprende mucho que Asia haya cerrado en su mayoría en baja porque tuvimos una fuerte alza en Wall Street. Sin embargo, de alguna manera, estamos atestiguando una aversión a los riesgos. Podría estar relacionado con el hecho de que hay bajas en las monedas regionales y quizás los inversionistas están sacando sus fondos de la región", indicó Dariusz Kowalczyk, de la empresa Credit Agricole en Hong Kong.

Asimismo, una serie de datos negativos sobre la venta de casas nuevas en Estados Unidos pudo haberle dado una sacudida a los nervios de los inversionistas en Asia.