Tras el terremoto de 5,8 grados en la escala de Richter que sacudió hoy Washington, Twitter se convirtió en correa de transmisión de comentarios jocosos que lo relacionaban con la campaña electoral o las vacaciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Ya que el temblor no ha tenido mayores consecuencias, algunos twitteros aprovecharon el acontecimiento para bromear sobre la actualidad de la capital.

El consultor político republicano Mike Murphy utilizó el terremoto para aludir a la congresista republicana Michele Bachmann, uno de los ídolos del movimiento conservador Tea Party y escribió: "Bachmann, la primera en emitir una declaración: como presidente bajaré los temblores a 2,9".

Markos Moulitsas, del blog liberal Daily Kos, aludió a las críticas republicanas contra las vacaciones de Obama -que le reprochan haberse ausentado de Washington pese a la maltrecha economía- con un comentario irónico en el que se preguntó por qué el presidente no dejaba de jugar al golf debido al terremoto, dado que una tienda de licores de Maryland tenía daños.

Algunos twitteros han publicado fotografías que califican de "imágenes devastadoras", cuando solo se ve en ellas una silla caída en una terraza o un cuadro en una posición incorrecta.

Entre estos twitteros irónicos corrieron comentarios como el de Keith Raymond, que escribió: "Me di cuenta de que el terremoto no había sido para tanto en el momento en el que decidí echarme una siesta en cuanto terminó".

"En cuanto me enteré de que el terremoto había sido en DC, pensé: culpemos a Obama", sentenció otro twittero.

El editor de opinión del diario neoyorquino Daily News, Josh Greenman, se preguntaba, también en sentido irónico, "¿por qué la Comisión de Derechos Humanos de la ONU se ha mantenido callada sobre el terremoto?"

Tony Fratto, exportavoz de la Casa Blanca durante el mandato de George W Bush, comentaba: "estoy viendo la mesa de mi despacho... es como si hubiera pasado un terremoto".